Ante la crisis sanitaria, respuesta comunitaria.

Ante la crisis sanitaria, respuesta comunitaria. AMSM

En los últimos días hemos sido testigos del comienzo de una crisis social y sanitaria de una magnitud sin precedentes. Las necesidades de salud de la población han cambiado de manera sustancial y se han tenido que tomar medidas de calado como restringir la libre circulación de las personas y abogar por el aislamiento de la población. Los servicios sanitarios se encuentran al límite su capacidad y por ello la atención programada y ambulatoria está reconfigurándose de manera que estos puedan atender la demanda provocada por la pandemia causada por el SARS-CoV-2. Como parte del sistema sanitario, los recursos de Salud Mental forman parte de esta reorganización que está afectando a los diversos dispositivos de la red: unidades de hospitalización (UHB), los centros de salud Mental (CSM), hospitales de día, los recursos de rehabilitación de media y larga estancia, la red de atención a las drogodependencias, y los recursos rehabilitadores sociosanitarios (miniresidencias, pisos, CRPS, centros de día, equipos de apoyo sociocomunitarios, entre otros).

La preparación y planificación son tareas indispensables para que la reorganización de los servicios sanitarios afecte en la menor medida posible a la atención de los pacientes en situaciones más graves y de extrema vulnerabilidad. Por ello es vital que se priorice y garantice la atención a estos pacientes tanto a nivel ambulatorio, como a nivel de los dispositivos rehabilitadores y de hospitalización.  Los estudios y la experiencia en situaciones de crisis epidémicas (epidemia de SARS-CoV en 2003, pandemia de gripe H1N1 en 2009, epidemias de Ébola 1976, 2013 y 2017 entre otras) pueden ayudarnos a anticipar las necesidades relativas a los servicios de salud mental durante y después de un brote. No obstante, nos enfrentamos a una situación sin precedentes debido a la magnitud del brote epidémico y al hecho de que nuestro modelo comunitario de atención a la salud mental no se ha enfrentado a una situación parecida con anterioridad.

Debemos anticipar que la pandemia y las medidas de Salud Pública adoptadas  pueden suponer un importante foco de estrés para los pacientes y un potencial cercenamiento de sus redes de apoyo y de cuidado. Las personas que tengan un especial grado de vulnerabilidad y dependencia y, que diariamente reciben apoyo por parte de su entorno o de la atención en alguno de los dispositivos antes citados, pueden verse en situaciones de especial desprotección. En esta línea, el impacto económico y social de esta situación puede repercutir en los recursos a los que estos pacientes pueden acceder y dificultar el acceso a bienes y servicios de primera necesidad. Por todo ello, consideramos que:

  • Los CSM deben garantizar unos equipos mínimos en turnos de mañana y tarde para sostener la continuidad de cuidados y la atención urgente para aliviar la presión asistencial de los hospitales generales, dada su situación actual de sobrecarga y con la expectativa de que esta empeore en los días venideros. Es importante que se pueda mantener un seguimiento y atención telefónica o telemática a los pacientes, priorizando aquellos que presenten una mayor gravedad. De igual forma se reforzarán y se establecerán equipos de atención domiciliaria para los casos donde se valore que la atención telemática sea insuficiente.
  • Es vital reforzar la coordinación entre los hospitales y los CSM para mantener la continuidad asistencial, apoyar a los profesionales que prestan servicio en estos centros y para evitar la desprotección de pacientes graves.
  • Es necesario apoyar a las minirresidencias y recursos de rehabilitación con el personal necesario para poder sostener las demandas de una población particularmente vulnerable en recursos que no están pensados para sostener una situación de aislamiento de estas características.
  • Los profesionales sanitarios deben contar con las adecuadas medidas de protección para velar por su salud y evitar contagiar a la población a la que prestamos servicio.
  • Las medidas de apoyo a los profesionales que de manera espontanea están surgiendo es muchos de los centros sanitarios son una muestra del compromiso y de la voluntad de ayuda que caracteriza a muchas de las profesiones sanitarias. Consideramos que dichas iniciativas deben respetar las indicaciones y recomendaciones relativas al apoyo psicosocial en emergencias humanitarias y catástrofes en ámbitos como la planificación, coordinación e indicación de las intervenciones. Con especial énfasis en el respeto a las costumbres y formas comunitarias de dar sentido a experiencias adversas y traumáticas y sin que estas formas de ayuda menoscaben la reorganización de los servicios a los pacientes en situaciones de especial vulnerabilidad.

Conforme la situación vaya mejorando, surgirán nuevas necesidades y problemas a los que tendremos que dar una respuesta. Por ello consideramos importante que en paralelo a la resolución de esta crisis podamos planificar y coordinar una respuesta comunitaria ante la misma y la futura demanda que esta desencadene a nivel de la población y de los profesionales que trabajan en los servicios de salud. Ante la crisis sanitaria, respuesta comunitaria.

 

Junta de la Asociación Madrileña de Salud Mental

 

 

Posted in Noticias | Leave a comment

Carta al SUMMA 112 y la ORCSMyA: sobre el uso indiscriminado de la sujeción mecánica en las ambulancias “psiquiátricas” destinadas al traslado involuntario de personas con sufrimiento psíquico

Estimadxs socixs,

A continuación compartimos una carta que hemos redactado y firmado junto con otras asociaciones profesionales en relación al uso indiscriminado de la sujeción mecánica en las ambulancias psiquiátricas destinadas al traslado de personas con sufrimiento psíquico. Este texto, dirigido a los responsables del SUMMA 112 y de la Oficina Regional de Salud Mental y Adicciones de la Comunidad de Madrid, expone nuestra preocupación por esta situación y reclama la toma de medidas por parte de las autoridades sanitarias competentes.

///

A los responsables del SUMMA 112 y la Oficina Regional de Coordinación de Salud Mental y Adicciones de la Comunidad de Madrid

Asunto: sobre el uso indiscriminado de la sujeción mecánica en las ambulancias “psiquiátricas” destinadas al traslado involuntario de personas con sufrimiento psíquico

Las asociaciones científicas y profesionales firmantes deseamos manifestar nuestra preocupación acerca de la situación de vulnerabilidad de las personas usuarias de la red de salud mental en relación a los traslados que se realizan en las ambulancias psiquiátricas de la Comunidad de Madrid y el uso indiscriminado de sujeciones mecánicas en los mismos.

Las sujeciones mecánicas son dispositivos dirigidos a la limitación del movimiento de una persona. Cuando hablamos sobre ellas en Salud Mental generalmente nos referimos al uso de correas con las que se fuerza a una persona a permanecer en una cama o una silla en la que se le inmoviliza. Como se recoge en la Resolución 106/17 del Viceconsejero de Sanidad y Director General del Servicio Madrileño de Salud, la sujeción de una persona implica una restricción de sus derechos fundamentales y de su dignidad y, por ello, como indica la propia resolución, debería ser obligado asegurar que solo se aplicará la sujeción de forma excepcional en situaciones puntuales, y que incluso en esas situaciones se buscarán otras medidas útiles que eviten el uso de las mismas… Asimismo, es bien conocido el potencial impacto perjudicial (en ocasiones grave) que el uso de sujeciones mecánicas puede tener sobre la salud física y mental de las personas, así como sobre los vínculos terapéuticos con los profesionales y la red de apoyo en la que prestan sus servicios.

Si bien actualmente se espera un uso anecdótico de las sujeciones, tan sólo en casos extremos, en donde el resto de medidas para garantizar la integridad física de las usuarias/usuarios o terceros han fallado, la ausencia de una regulación a nivel legislativo facilita el riesgo de mal uso y abuso mediante su aplicación de forma inadecuada e indiscriminada.

En la Comunidad de Madrid, dentro del ámbito del transporte sanitario, existe un tipo de medio característico para realizar traslados de personas de forma involuntaria y/o cuando se considera que por el estado psicopatológico del paciente no puede garantizarse la seguridad propia o de terceros si se realizase el traslado en una ambulancia convencional. Dada la merma del derecho fundamental a la libertad que conllevan tanto el traslado forzoso, como el uso de la sujeción mecánica, la valoración de la necesidad de usar excepcionalmente estas medidas debe ser realizada por un facultativo, siendo éste el único que puede solicitar la restricción de la movilidad de una persona por razones de salud mental.

Tomando en consideración el Plan Estratégico de Salud Mental 2018-2020 de la Comunidad de Madrid, en la Línea Estratégica 9 se hace referencia a la necesidad de defender la atención con humanidad y respeto a los derechos de las personas con sufrimiento psíquico, rechazando la discriminación y estigmatización de las usuarias de los servicios de salud mental.

Además, como consta en una comunicación de la Asociación Madrileña de Salud Mental, en octubre de 2019 se mantuvo una reunión con la ORCSMyA en la que se recogieron las quejas de los profesionales en relación a las dificultades para garantizar un trato digno en las ambulancias psiquiátricas debido al uso indiscriminado de las sujeciones mecánicas alegando la existencia de un “protocolo” interno que obliga a ello. La ORCSMyA compartía la preocupación por estos hechos e informaban de que iban a retomar el asunto para solucionarlo.

Bajo este contexto, queremos manifestar lo siguiente:

  1. Seguimos recibiendo testimonios de profesionales de la red de salud mental en los que se denuncia que se está obligando a las personas con sufrimiento psíquico que van a trasladarse entre dos centros sanitarios en ambulancia psiquiátrica a realizar el trayecto en sujeción mecánica, en una silla, restringiendo la movilidad de ambas manos, ambos pies y el tórax, que quedan sujetos a la misma.
  2. Que la sujeción mecánica de las usuarias y usuarios durante los trayectos en ambulancia psiquiátrica se realiza en contra del criterio del facultativo que ha solicitado el traslado, a pesar de haber informado de la ausencia de criterios para aplicar esta medida durante la gestión de la solicitud.
  3. Que los técnicos que realizan el traslado se oponen al mismo si el paciente no va sujeto totalmente a la silla, a pesar de ser informados por el facultativo de que es una medida restrictiva excesiva, innecesaria y que puede tener efectos deletéreos en la salud psíquica del paciente.
  4. Que se justifica el uso de la sujeción mecánica en referencia a un protocolo interno de la empresa que gestiona estas ambulancias.
  5. Manifestamos nuestra preocupación por los testimonios en los que se relatan situaciones de elevada angustia por el uso de las sujeciones mecánicas durante el traslado, en personas en las que el uso de esta medida se consideraba contraindicado por un facultativo, y las posibles consecuencias de estos hechos.

Por todo ello, consideramos:

– Que el uso indiscriminado de la sujeción mecánica en las ambulancias psiquiátricas supone una vulneración de los derechos fundamentales de las personas con sufrimiento psíquico, que puede suponer un riesgo a la salud de las mismas.

–  Que la característica que debe definir la existencia de una ambulancia que preste servicio específico a personas con sufrimiento psíquico es la presencia de profesionales que puedan realizar un acompañamiento y apoyo más intenso y adecuado a las necesidades que la persona pueda tener durante su traslado.

–  Que, por ello, el personal de las ambulancias psiquiátricas debería estar adecuadamente formado en el acompañamiento de personas con sufrimiento psíquico y no tan solo en el uso de técnicas de sujeción.

–  Que el uso de las sujeciones mecánicas no puede realizarse por protocolo sin que se hayan valorado otras alternativas y sin que existan beneficios claros que superen los perjuicios que su uso tiene sobre los derechos y la salud de las personas.

–  Que su indicación debe ser realizada por un facultativo siempre que sea posible, basada en criterios sanitarios, y que no puede depender de forma aleatoria del grado de humanidad de los técnicos que realicen el traslado.

–  Que la utilización o no de la sujeción mecánica no puede ir en detrimento del derecho de disfrutar de unos cuidados de calidad que busquen garantizar el bienestar, la seguridad y la dignidad de las personas.

–  Que es fundamental que los servicios de emergencia extrahospitalarios y las empresas que colaboren con los mismos asuman la Resolución 106/17 del Viceconsejero de Sanidad, para garantizar el avance hacia la eliminación de las sujeciones mecánicas.

Por último, y en relación a lo expuesto, solicitamos al SUMMA 112 y a la ORCSMyA:

    • Que se solicite y revise el supuesto protocolo de sujeciones mecánicas para el traslado de personas con sufrimiento psíquico en ambulancia psiquiátrica, para que cumpla con lo establecido en la Resolución 106/17 del Viceconsejero de Sanidad, donde señala que no se someterá a ningún paciente a sujeciones por conveniencia o disciplina, y exclusivamente se recurrirá al cuidado y la atención del paciente mediante sujeciones, en caso de grave e inminente riesgo para la integridad del paciente o la de terceros; y que el protocolo especificará que es obligado asegurar que solo se aplicará la sujeción de forma excepcional en situaciones puntuales, y que incluso en esas situaciones se buscarán otras medidas útiles que eviten el uso de las mismas (…).
    • Que en aquellos casos en los que sea posible, como en el traslado de usuarias y usuarios entre centros sanitarios mediante ambulancia psiquiátrica, la decisión de usar la sujeción mecánica dependa del facultativo responsable del paciente y, por tanto, no se realice de manera indiscriminada, a fin de garantizar su uso en, únicamente, situaciones de excepcional riesgo para la integridad psíquica o física de esa persona o de terceros.
    • Que la ORCSMyA solicite información periódica sobre el uso de sujeciones en las ambulancias psiquiátricas a fin de garantizar el mínimo uso imprescindible de estas medidas, cuando otras alternativas no sean posibles o hayan fracasado, y que se cumpla con el compromiso de tolerancia cero con el abuso de sujeciones.
    • Que garantice la adecuada formación de los profesionales que realizan los traslados en los cuidados necesarios que una persona con sufrimiento psíquico pueda tener durante los trayectos, en vistas a ofrecer una atención de la máxima calidad posible y caminar hacia la eliminación total del uso de estas medidas.

    En Madrid a 12 de agosto de 2020,

    Asociación Madrileña de Salud Mental

    Grupo de Trabajo de Salud Mental SoMaMFyC

    Asoc. Nac. de Psicólogos Clínicos y Residentes

    Asoc. Madrileña de Rehabilitación Psicosocial

Posted in Noticias | Leave a comment

Posicionamiento de la AMSM sobre la huelga de residentes del Servicio Madrileño de Salud

Los y las residentes que trabajan en el Servicio Madrileño de Salud han convocado una huelga indefinida a partir del día 13 de Julio para reclamar una condiciones de trabajo dignas y la firma de un convenio colectivo. Desde la Asociación Madrileña de Salud Mental llevamos años denunciando el ataque sistemático, los recortes y la precarización que ha sufrido nuestra Sanidad Pública y el impacto que esto ha tenido en los profesionales y la población que atendemos.

 Los residentes de las diversas especialidades (médicas, psicólogas, farmacéuticas, radiofísicas, químicas y biólogas) tienen unas condiciones de trabajo especialmente precarias y vulnerables; siendo un colectivo donde históricamente no se respetan derechos laborales tan básicos como el descanso obligatorio después de jornadas de 24h de trabajo, el descanso mínimo semanal de al menos 36 horas seguidas, la remuneración y limitación de las horas extra y el derecho a una formación y supervisión regladas. Nos genera especial preocupación el hecho de que en la última década el número bruto de profesionales en formación con las condiciones antes denunciadas han aumentado, al tiempo que las plantillas estructurales de los centros sanitarios se han ido mermando y precarizando. Consideramos imprescindible que el Servicio Madrileño de Salud y la Consejería de Sanidad aseguren unas condiciones mínimas para su personal en formación que permita una atención pública de calidad en nuestra región.  

Por todo lo anterior, la Junta de la Asociación Madrileña de Salud Mental apoya las reivindicaciones de los residentes de la Comunidad de Madrid e insta a la Consejería de Sanidad a sentarse a negociar unas condiciones de trabajo dignas que respeten los derechos de los trabajadores sanitarios de nuestra Sanidad Pública.

Un sistema sanitario público que descuida a sus futuros profesionales y desatiende sus necesidades es un sistema sanitario condenado al fracaso. 

 

Posted in Actividades, Otras | Leave a comment

Deprescripción de antidepresivos

Nos es grato compartir este trabajo de Javier Romero, sobre el uso de antidepresivos, que ha sido recientemente publicado en la revista Boletín Fármacos: Uso Apropiado de Medicamentos.

Romero Cuesta, Javier. Actualización sobre el síndrome de abstinencia y efecto    “depresógeno” de los antidepresivos. Boletín Fármacos: Uso Apropiado de Medicamentos 2020; 23(1), 9-15. 

 

 

 

 

Posted in Documentos, industria farmaceutica, Noticias | Leave a comment

EL PANÓPTICO. Boletín N46 primavera 2020

Almeida soterrará las agendas de los CSM para aliviar la congestión.

Se permitirá circular a familias con distintivo C de alta ocupación diagnóstica.

Joyas Toburn. Redacción del Panóptico. Madrid. La saturación que tienen las agendas de los Centros de Salud Mental de la Comunidad de Madrid tiene solución: soterrarlas. Esta es la propuesta que el alcalde de Madrid, Martínez Almeida, ha presentado a la Consejería de Sanidad para que desaparezcan los atascos de pacientes en superficie. El proyecto, cuyo diseño ha sido encargado al experto en seguridad vial, Ángel Carromero, pretende habilitar un túnel que va de la entrevista de evaluación al alta clínica, con varias bifurcaciones por donde circulará soterrado el tráfico de pacientes entre profesionales y servicios. Carromero ha anunciado que por el túnel podrán circular también las familias con distintivo C, independientemente del nivel de ocupación diagnóstica y que está previsto la construcción de un macropárking de pacientes con plazas permanentes y temporales.

Continue reading

Posted in Boletines, Panóptico | Leave a comment

Emergencia y violencia de género

016Nos ha parecido fundamental, incorporar esta reflexión que parte de la Comisión Técnica de Acciones en Salud frente a la Violencia de Género de la Consejería de Sanidad:

“La violencia hacia las mujeres aumenta en las situaciones de emergencia. Durante la pandemia por coronavirus las mujeres víctimas de violencia de género continúan en riesgo, tanto en la fase de confinamiento con en la desescalada. Las y los profesionales han de tener una actitud proactiva para identificar casos e intervenir de forma adecuada con estas mujeres”

En la página web de la consejería “COVID-19 confinamiento y salud” hay información sobre VG tanto dirigida a mujeres como para profesionales sanitarios. Se puede llegar a este espacio mediante el siguiente enlace https://www.comunidad.madrid/servicios/salud/covid-19-confinamiento-salud

Se sugiere que podáis hacer llegar este mensaje y estos enlaces al mayor número posible de compañeras/os de vuestra organización para que, al menos, tengan una vía rápida de encontrar información.

Posted in Noticias, Otras, Otros documentos | Leave a comment

A propósito de…Sobre un saber hacer en el trato y tratamiento de la locura. Boletín N46 primavera 2020

Continue reading

Posted in Boletines, Contenidos | Leave a comment

La contención mecánica como acontecimiento centinela: propuesta para avanzar hacia su eliminación. Boletín N46 primavera 2020

Ana Moreno Péreza, Alberto Fernández Liriab

a Psiquiatra. Área de Gestión Clínica de Psiquiatría y Salud Mental. Hospital Universitario Príncipe de Asturias. Alcalá de Henares. Madrid.

bProfesor asociado de la Universidad de Alcalá

Resumen: Se denomina acontecimiento centinela a cualquier evento inesperado que implica la muerte o lesiones físicas o psicológicas graves, o el riesgo de las mismas que, cuando se produce, obliga a la organización a realizar un análisis de causa raíz oportuno, exhaustivo y creíble, que desarrolle un plan de acción diseñado para implementar mejoras para reducir el riesgo, implemente las mejoras y monitorice la efectividad de esas mejoras. La contención mecánica no sólo no es una práctica segura ni para pacientes ni para los profesionales que la realizan. Atenta también contra los derechos de las personas. Su consideración como acontecimiento centinela favorece la implantación de medidas para reducirla-eliminarla.

Continue reading

Posted in Boletines, Contenidos | Leave a comment

Una burbuja en el limbo: Reflexión sobre la construcción cultural de la locura. Boletín N46 primavera 2020

Consuelo Murillo Cabrera

Socióloga. Profesora UNED

 

Ponencia presentada a las Jornadas sobre Prácticas en rehabilitación psicosocial “Encaja pero no gira” (15-Octubre-2018, en Madrid)

“¿Qué es la razón? La locura de todos. ¿Y qué es la locura? La razón de uno.”

Giuseppe Rensi (1871-1941)

Introducción

Ante la proposición de elaborar esta ponencia, tras aceptar fui consciente de la envergadura de la tarea, porque ¿qué puede aportar la sociología o la antropología en un tema tan complejo como la locura?, de manera que superada la tentación inicial de profundizar en el funcionamiento del cerebro humano, ámbito que domina la medicina y las ciencias psi, termine inclinándome por indagar en la literatura.  Porque desde el ámbito creativo de la literatura se nos presentan las tramas humanas, sociales, políticas, emocionales, psicológicas… captando lo arquetipos sin los complejos de la ciencia.

Continue reading

Posted in Boletines, Contenidos | Leave a comment

COVID-19 y RESPUESTA DE LA RED DE SALUD MENTAL EN MADRID.

Ante la aparición del COVID-19, su propagación y repercusiones sanitarias cada país ha respondido con lo que tenía más a mano tanto en recursos materiales como en valores: China con mascarillas y control informático, Corea con pruebas diagnósticas, es uno de los grandes productores mundiales de reactivos, y disciplina. En Madrid no hemos sido diferentes: el modelo hospitalario y sus valores se ha impuesto sin paliativos en la respuesta detrayendo todos los recursos necesarios al resto de la red asistencial. Y la Red de Salud Mental ha seguido sus pasos como un zombi. Las Gerencias mandan.

La psiquiatría hospitalaria, como el resto de las especialidades, han cerrado sus consultas externas, primero, y luego han puesto sus camas a disposición de la atención al COVID, en pocos días desde el comienzo, todas las unidades hospitalarias, incluida psiquiatría pasaron a ser unidades COVID. Sus profesionales se han puesto en situación de espera para poder reemplazar a los especialistas de Medicina Interna, Neumología o Geriatría en la atención al COVID, realizando funciones de apoyo, acompañamiento o administrativas mientras tanto, o han ofrecido programas de atención psicológica diversa (relajación, mindfulness, etc.) a los profesionales implicados en la atención directa al COVID.

El desalojo de la UHBs fue relativamente sencillo en los hospitales donde primero empezó la infección y fue colapsando el hospital: La Paz, Príncipe de Asturias, Torrejón y el Hospital de Vallecas: La Paz trasladó sus pacientes al Rodríguez Lafora, El Príncipe de Asturias a Nuestra Señora de La Paz y el de Vallecas dejó de ingresar, derivando las necesidades de ingreso al Gregorio Marañón, y trasladando las dos últimas personas ingresadas al hospital de Leganés. A medida que fueron pasando los días se fueron cerrando otras Unidades de Hospitalización (Mitad de adultos y Unidad de Adolescentes del Gregorio Marañón, Clínico, Sureste, La Princesa, Ramón y Cajal, Getafe, Infanta Cristina, Doce de Octubre, Fuenlabrada) y se estableció un plan de contingencia con una redistribución de la cobertura de las necesidades de ingreso.  Los criterios de ingreso se hicieron muy restrictivos y se interrumpieron los ingresos en la UHTR al no poder hacerse los ingresos programados previos en las unidades psiquiátricas. Las Unidades aún abiertas tienen los mismos planes. Y el 26 de marzo, el Director General del Proceso Integrado de Salud emitía una circular a todas la Gerencias hospitalarias para paralizar la conversión de las Unidades de hospitalización psiquiátrica en Unidades COVID, “tras haber tenido que reducir en más de un cincuenta por ciento las camas, para poder dar atención a la demanda de camas que la pandemia SARS-COV-2 está requiriendo en todos los hospitales”. Reconociendo que “No es posible seguir reduciendo el aforo de camas con esta especificidad, por motivos derivados de la especial vulnerabilidad que estos pacientes presentan y por las adaptaciones de seguridad que estas unidades requieren”. Y se especificaba las unidades de hospitalización psiquiátrica  de los hospitales generales que debían seguir funcionantes y prestando esta modalidad de atención imprescindible: Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Hospital Universitario Niño Jesús, Hospital Universitario del Henares (aforo parcial),  Hospital Universitario Puerta de Hierro,  Hospital Universitario Fundación Alcorcón,  Hospital Universitario de Móstoles,  Hospital Universitario Rey Juan Carlos,  Hospital Severo Ochoa y  Hospital Central de la Defensa “Gómez Ulla”.

A los Centros de Salud Mental se les ha manejado con el mismo criterio que a las consultas externas de los hospitales. El Director General de Coordinación Sociosanitaria emitió una circular a los gerentes informándoles de que podían disponer de los profesionales de Trabajo Social de los Centros de Salud Mental para reforzar las Urgencias hospitalarias. Profesionales de enfermería de algunos CSMs fueron desplazados al hospital para reforzar la atención al COVID. Y el resto de los profesionales también se pusieron en espera. De sus funciones asistenciales y de salud pública dimitieron de las primeras y se plantearon como primer objetivo “no contagiar y que no nos contagien”, cerrar consultas y protegerse por si tenemos que hacer el recambio. Todo esto, con todos los dispositivos de rehabilitación cerrados, las urgencias de los hospitales cerradas para todo aquello que no fuese COVID y los internamientos en máxima restricción.

Y la red de Rehabilitación, siguiendo la estela del resto de los Servicios Sociales, y con excepción de las Minirresidencias, se ha replegado y colocado en modo “auxiliar”, no como el recurso básico, fundamental y sanitario que es y debe ser para el manejo del Trastorno Mental Grave. Tiene mucha población de riesgo, es cierto, pero podía haber cubierto esos riesgos sin cerrar. Si el cierre era hasta el cuatro de abril esperemos que no se prorrogue.

Estamos a punto de doblar la curva y la Red de Salud Mental aún puede recuperar su sitio, la Red de rehabilitación reasumir funciones y los Centros de Salud Mental hacer lo que mejor saben hacer y es prioritario hacer, ahora más que nunca: reforzar y flexibilizar su oferta asistencial (presencial, de urgencias, telefónica, intervención domiciliaria, apoyo a las minirresidencias). Ah, y estar tristes. Lo que está pasando es una tragedia y nos debemos permitir la tristeza y también prescribirla como remedio.

 

Socio de la AMSM.

Posted in Noticias | Leave a comment

El bienestar profesional en tiempos de la Humanización. Boletín N46 primavera 2020

J. Camilo Vázquez Caubet

(La opinión aquí expresada corresponde únicamente al autor del artículo, y no necesariamente representa la del resto de miembros de su equipo de trabajo)

La llamada Humanización busca ofrecer a los usuarios del sistema sanitario un trato personalizado, a la altura de la dignidad que nos corresponde a todos por el simple hecho de contarnos entre los seres humanos.

Humanizar se supone que es hacer énfasis en la necesidad del buen trato, especialmente en los momentos de mayor vulnerabilidad, cuando la enfermedad nos dificulta reclamar esa dignidad que pelearíamos sin problema en caso de estar sanos.

El proyecto puesto en marcha a lo largo y ancho de nuestras organizaciones resulta enormemente ambicioso y ha conseguido despertar el entusiasmo de muchos compañeros y compañeras. Pero entre otros aviva un cierto desencanto. Uno podría preguntarse, ¿existirá algo así como una Humanización de la que se puedan beneficiar los profesionales sanitarios? ¿Tiene sentido acaso plantearse la pregunta?

Continue reading

Posted in Boletines, Contenidos | Leave a comment