Editorial BUZÓN PARA UNA SALUD MENTAL CRÍTICA. Boletín N44 otoño 2018 AMSM

La AMSM tiene entre sus fines incidir en la mejora de las prácticas en la atención en salud mental.

Además de divulgar ejemplos de buenas prácticas y modelos que nos inspiren para seguir caminando, nos interesa la denuncia de las condiciones que impactan en prácticas que no responden a un buen trato a las personas con sufrimiento psíquico en las instituciones en las que trabajamos.

Esto incluye visibilizar maneras de organizar los cuidados que no son respetuosas con los derechos de las personas (coerción, paternalismo, estigma, iatrogenia, miradas reduccionistas de la naturaleza del sufrimiento, medicalización, capacitismo, etc.).

Y también implica visibilizar las condiciones de trabajo en las que los profesionales desarrollan la tarea que, en último término, indicen en la calidad de la atención que se presta. No solo si faltan o no recursos para desarrollar adecuadamente la tarea, que también. Decimos “no solo” porque aún en las mismas condiciones materiales o de recursos humanos, hay margen para que la concepción que tenemos de qué es el sufrimiento psíquico y cuál es nuestra tarea, puedan mejorar nuestras prácticas. Y decimos “también” porque sí hay diferencia entre que un centro esté en las afueras o al lado de un polideportivo, entre que un profesional vea diez nuevos a la semana o cinco, entre que las plantillas estén precarizadas o no, entre que las organizaciones sean democráticas y se articule adecuadamente la participación de los profesionales y que no, entre que los centros estén presionados por las tasas de ocupación y los criterios de alta/baja estén influidos por criterios económicos y que no, etc.

Hace ya un tiempo que nos venimos encontrando con que es difícil poder contar con profesionales que pongan el cuerpo en nuestras jornadas o su nombre en nuestros medios de difusión para visibilizar ambos aspectos. Personas que a nivel “de pasillo” nos explican situaciones graves tanto en relación de derechos de los pacientes, como a nivel de derechos de los trabajadores o de precarización de la atención.  Personas que están concienciadas con la necesaria transformación de las prácticas y que por temor a las consecuencias de desmarcarse, principalmente de la organización en la que trabajan, optan incluso por pedirnos que no divulguemos lo que acaban de contarnos por temor a ser identificados.

Observamos que esto ocurre obviamente cuanto más precaria en la situación del trabajador o la organización a la que pertenece desarrolla más prácticas neoliberales que infunden miedo y presionan hacia un compromiso con la organización. Nos hemos encontrado con relatos tanto en instituciones de gestión pública como de gestión concertada, que incluyen ceses a profesionales o cancelación de programas, pero sobretodo muchos que simplemente se quedan en esas conversaciones de pasillo. Pero lo cierto es que, históricamente, cuando hemos tratado de visibilizar voces críticas, la dificultad mayor nos la hemos encontrado en Madrid en la red de rehabilitación, concertada, con condiciones laborales más precarias y con políticas de compromiso organizacional más poderosas. Es un clásico, año tras año, que organizar las jornadas de la AMSM como nos gustaría, con una presencia fuerte de los profesionales de la red de rehabilitación, se complica salvo que asumamos que solo podrán venir a explicar las buenas prácticas de sus centros y organizaciones.  Quede claro que estamos convencidas de que traer ejemplos de buenas prácticas es necesario, suma, e inspira a todas, pero también pensamos que la autocrítica es necesaria.

De esto no se queda fuera la propia Junta de la AMSM, compuesta por profesionales con los mismos dilemas y las mismas precariedades.

Algunas respuestas de las que hemos sido testigos en los últimos tiempos pasan por lo colectivo. Por ejemplo, ante el cese de unos compañeros del dispositivo en el trabajaban se envió a los responsables de la organización una respuesta colectiva firmada por un gran número de profesionales pertenecientes a un grupo de trabajo. Estas acciones ya no pueden dar marcha atrás el daño, pero de lo que sí estamos seguras es de que a ellos les acompañó, les ayudó a permanecer de pie y a recuperarse antes para seguir motivados. Y también confiamos en que los responsables, pensarán dos veces tomar decisiones similares en el futuro.

Otros ejemplos de respuesta colectiva lo tenemos en un trabajo publicado en el boletín electrónico de la AEN en el que se recopilaron diversos relatos acerca de los claroscuros en rehabilitación construyendo trincheras para evitar la identificación de los centros y profesionales.

Pensamos que todos estos relatos son necesarios para dar voz a la necesidad de transformar nuestras prácticas. Y escribimos este texto porque nos parece importante visibilizar a su vez, que hay muchos saberes de profesionales que podrían contribuir a mejorar la atención en salud mental y que se están perdiendo.

Como AMSM os queremos invitar a que nos hagáis llegar vuestras experiencias, textos, reflexiones y realidades, que os parezca necesario dar a conocer.

Nos comprometemos a ser rigurosos en lo que publiquemos, así como a mantener vuestro anonimato, si así lo preferís. No es nuestra intención sustituir otros espacios de reivindicación de los derechos laborales, como los sindicatos y agrupaciones análogas, que consideramos que son necesarios y están, por otra parte, infrautilizados y que a la vez, están teniendo poca capacidad de influencia en el día a día de los trabajadores; sino que nuestra intención es reflejar la parte de esa práctica que influye en quienes atendemos.

Podéis hacernos llegar vuestros relatos al email de la asociación aen.amsm@gmail.com. Queremos empezar a acumularlos, elaborar toda la información que recibamos para poder difundirla de manera rigurosa e integrada, focalizando la difusión en lo que refleje situaciones sistémicas, organizándonos colectivamente, y que esto haya servido para poder dar visibilidad y transformar. Relatos que nos empoderen en vez de paralizarnos. Queremos pasar a la acción. Pensamos que juntos es más fácil. Queremos una asociación participada por todas.

Junta de la AMSM

This entry was posted in Boletines, Contenidos, Documentos AMSM. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s